La revolución digital ha cambiado todas las industrias conocidas y el marketing de viajes online no es la excepción. Los consumidores consideran sus dispositivos y la experiencia digital como indispensable a la hora de viajar. Independiente de si es por vacaciones, trabajo, cerca o lejos, el servicio digital para ellos es vital.

 

La abrumadora cantidad de opciones de viaje

Hace una o dos décadas atrás, el panorama al planificar un viaje o unas vacaciones era completamente distinto al actual. Para muchos significaba el visitar una agencia de viajes en donde presentaban una opción limitada de opciones. Algunos destinos, fechas y horarios fijos de ida y de vuelta, tal vez un par de oportunidades de personalizar el viaje. Ahora, gracias al Internet tenemos casi completa libertad de escoger y planear, deshacer y volver a comprar.

Sin mencionar que tenemos el mundo completo a nuestra disposición.

Mientras esto es un avance y brinda mayor comodidad al planificar un viaje, tiene un lado negativo. Es conocido por psicólogos como “la paradoja de la elección”. Técnicamente significa que mientras más opciones se tienen para escoger, mayor es la ansiedad y la sensación de indecisión.

El consumidor de viajes online se enfrenta a una cantidad de estímulo y presión muy grande. Por lo tanto, es tarea de las marcas involucradas el prestar un servicio lo más claro y simple posible. Por ejemplo, no llenar un sitio web con millones de posibilidades, sino que mostrar en primera instancia aquellas que son más necesarias e indispensables para el viajero.

Lo importante es facilitar la experiencia de compra y planificación, no complicarla aún más. Mientras más compleja, mayor tiempo el consumidor se tomará, esto hará crecer la indecisión y ansiedad.

 

Los viajes comienzan con investigación

Cuando la gente está abrumada por la cantidad de opciones, el instinto de la mayoría es investigar un poco más. Según datos entregados por Think With Google, en 2018 un 31% de las reservaciones de hospedaje comenzaron con una búsqueda online. Un aumento en comparación con el 23% del año 2017.

Se podría pensar que si la gente comienza su planificación con investigación y en un estado de “exploración” tomaría mucho más tiempo concretar una compra. La realidad es todo lo contrario, las reservas de viajes que comienzan con investigación desencadenan la compra mucho más rápido que aquellas que empezaron por una agencia de viajes online.

Viajar es una compra compleja y llena de ansiedad para el consumidor. A diferencia de un par de zapatos, es mucho más difícil compra unas vacaciones de dos semanas. Así que, un consejo para las marcas en el mundo del marketing de viajes online es, que aparte de comunicar sus servicios de manera efectiva, también sería bueno ayudar a la curiosidad de los consumidores, explorar ideas y entregar inspiración la cual puede resultar en una futura compra.

 

Los viajes se experimentan entre múltiples dispositivos

Considerando el aumento de dispositivos per cápita en los últimos tiempos, es de esperarse que al planear un viaje el escenario sería multi-dispositivo. Existe una gran cantidad de aplicaciones y sitios que prestan servicios para viajes, por lo tanto en el proceso de planificación, los consumidores tienden a estar en más de un dispositivo.

Esto significa que aquellas marcas que trabajan en el marketing de viajes digital, deben tener en cuenta que es importante la experiencia en cada una de las plataformas. Es necesario trabajar para conseguir un flujo rápido, intuitivo y sin esfuerzo entre los dispositivos.

La omnicanalidad es vital en el marketing de viajes online. Desde el sitio web, apps, landing mobile, redes sociales, etc. Debe ser un viaje continuo y sin esfuerzo para el consumidor.

El marketing de viajes online sigue avanzando en la manera en cómo se relacionan los consumidores con las marcas, la planificación multi-dispositivos, y finalmente el método de compra.

 

¡Síguenos en nuestra redes sociales para mantenerte siempre informado!

Facebook Comments