Las empresas han tenido que adaptar su trabajo por las necesidades y requerimientos de sus colaboradores para seguir funcionando.

Así, las nuevas formas de trabajo obligan a modificar la gestión para aumentar la calidad y productividad de las corporaciones.

Las compañías deben prepararse para el trabajo del futuro

Hace algún tiempo, las máquinas han aparecido en las oficinas, como la “tecnologías vestibles”. En los call centers pueden hasta informar si los agentes están estresados después de una llamada difícil.

También están presentes en el 80% de la fabricación de automóviles y han sido usados aproximadamente 15 años en clinicas/hospitales.

Otro cambio que se ha producido es el de las aplicaciones que empezaron en el mundo B2C (Bussiness-to-Consumer) y que están siendo utilizadas cada vez más en el ámbito empresarial o B2B (Bussiness-to-Bussiness).

El tiempo cambia

Hasta hace un tiempo, las empresas aplicaban la lógica de “Trae Tu Propio Dispositivo” (Bring Your Own Device), es decir, los colaboradores usaban sus dispositivos personales para realizar tareas corporativas. Hoy son las mismas compañías las que entregan a sus trabajadores, dispositivos móviles habilitados con aplicaciones corporativas, práctica conocida como COPE (Corporate- Owned, Personally- Enabled).

Este panorama, plantea mantener el control, resguardar la información y los datos corporativos, buscando aplicaciones más seguras.

Con dispositivos mejor conectados, los empleadores pueden analizar el comportamiento de los individuos, pudiendo definir así mejor sus estrategias comerciales, es muy importante conocer como llamar la atención de nuestro consumidores, teniendo en cuenta el rubro en el cual nos desarrollamos.

Es por eso que la tecnología es clave para impulsar el potencial de los negocios. Las empresas deben prepararse y buscar un aliado que les ayude en el camino del mundo digital lo mejor posible.

Facebook Comments

Editor Agencia Digital

Editor AD Creador y editor de contenidos en Agencia Digital.