Ya sabemos lo adictos al smartphone que somos, quizás unos más que otros, pero pensar que podríamos estar todo un día sin él o cuando simplemente se nos queda en la casa ya nos empieza a dar ansiedad.

Un estudio de Addictive behaviors puso a prueba a 76 estudiantes universitarios entre los 18 y 22 años. ¿Qué se hizo? 3 horas sin comida y 2 horas sin su smartphone, si bien no fueron muy prolongadas las horas sin comer absolutamente nada, tampoco fueron muchas horas sin el celular, pero ¿Cuál afectó más a los participantes? Estar sin el dispositivo móvil, fue tal que los hicieron elegir entre su snack favorito o volver a poder usar por unos minutos su smartphone.

Aunque el estudio aún no está 100 completo y las muestras son pequeñísimas, podríamos próximamente saber nuevos datos.

Pero, ¿qué pasa en Chile?

Intentaremos justificar con argumentos basados en la vida real (la de todos, quizás) algunos de los datos entregados por el estudio realizado por Think Tank de la facultad de comunicaciones de la Universidad Católica, Tren Digital y en conjunto con The Cow Company.

El 83% de los Chilenos se ha devuelto a su casa a buscar el celular, sin importar qué tan lejos esté. Justificación: Esto aún así se puede justificar porque la mayoría trabaja con su smartphone, parte de su día a día en lo laboral está ahí.

91% de los Chilenos revisa el celular apenas tiene un tiempo muerto. Justificación: ninguna, sí, todos lo hacemos.

 

Un 90% lo primero que hace en la mañana y lo último en la noche, es revisar su teléfono. Razón: Hay que revisar los likes que llevamos en nuestras rrrss.

Un 57,6% sale a hacer actividad física con él aunque resulte más incómodo. Razón: Necesitamos saber cuántas calorías quemamos y obvio presumir por Whatsapp o Instagram

Aún así nuestras razones no son algo que nos tomemos en serio. El uso del smartphone también ha causado accidentes, como por ejemplo, el 40% de los chilenos cruza la calle mirando su teléfono, falta de atención a nuestro alrededor, familia o amigos y por mucho que encontremos un mundo sin fin que nos facilita la vida y estar conectados globlamente 24/7, no podemos permitir ser dependientes de un objeto material.

¿Qué opinas tú? Cuéntanos qué tan dependiente eres de tu celular, nadie te juzgará.

Facebook Comments